Por Simon Robinson. Coach de Just4Keepers Pennsylvania.

En las últimas semanas he tenido algunos de nuestros miembros más recientes de  nuestra Academia,  haciendo preguntas como:  “¿Puedes trabajar en saques de meta y depsejes con mi hija?”, “Mi hijo necesita trabajar en sus salidas” y “Mi hija necesita trabajar en tiros por encima de su cabeza “.

En este punto, les pido a los padres que confíen en nosotros y nos permitan “¡Hacer lo que hacemos bien!”. Si están buscando un “Band-Aid” para porteros, no existe tal cosa.

Para convertirse en un portero exitoso se necesita años (no unas ‘pocas semanas’) de entrenamiento estructurado, desafiante y progresivo. Después de explicarle esto a uno de los padres, su respuesta fue: “Está bien, pero a mi hijo le cuesta mucho atajar los tiros rasos, pensé que si pudieras trabajar con él durante un par de semanas, podrías ayudarlo a solucionarlo”. Expliqué que en Just4Keepers PA, tenemos un plan de estudios estructurado que tiene un tema diferente cada semana, uno que es progresivo basándose en la técnica anterior, para ayudar al portero a desarrollarse en una curva constante que le ayudará a construir una base sólida desde la cual lo ayude a progresar. Le pregunté a los padres si a su hijo le habían enseñado cómo “caer al volar”. El padre estaba un poco confundido al principio. Seguí eso diciendo que el portero necesita saber cómo caer correctamente antes de que tengan éxito en atajadas con vuelos.

Realmente disfruté la conversación con el padre, ya que abrió los ojos y la mente al hecho de que no podemos “arreglar” a los arqueros con unas pocas sesiones. En su lugar, se necesita un programa que ayude al Portero a desarrollarse a un ritmo que ayudará a crear buenos hábitos, eliminará los malos hábitos y le enseñará al Portero diferentes técnicas para usar en diferentes situaciones. Entonces, cuando surge esa situación en un juego, el guardián puede tomar una mejor decisión sobre el tipo de técnica que utilizará, ya que se le ha enseñado cómo manejar esa situación.

El padre estaba muy agradecido por mi contribución y mencionó que su hijo había estado en otros dos entrenadores de porteros localmente, pero ninguno había hablado en profundidad sobre lo que se necesita para ser un portero sólido. Dijo que el chico había estado en unas pocas clínicas cortas de 6 semanas, pero que después de que terminan, el hijo no tenía adónde ir. Mencioné que dirigimos clínicas, pero es más una introducción al puesto y una introducción al programa de entrenamiento para porteros de Just4Keepers y nuestra filosofía de entrenamiento. Entonces esperamos que el portero se convierta en un miembro de nuestra Academia con sesiones semanales durante todo el año.

No hace falta decir que el padre quedó impresionado e inmediatamente motivó a su hijo para unirse a nuestra Academia. “Me alegra que hayamos tenido esta conversación”, dijo. “Estoy un poco avergonzado de no haber pensado en lo que se necesita para tener éxito”. Respondí: “No te preocupes, siéntate, mira lo que hacemos y disfruta de ver a tu hijo convertirse en un portero  muy sólido”.

Por favor, lea y comparta